All Boys hizo historia y forzó a los penales a Boca

292

El futsal masculino de All Boys concluyó una Supercopa que quedará en la memoria de todos. Tras eliminar a Racing en Cuartos, enfrentó en las semifinales a Boca y empató 3-3 en un partido épico. Luego en los penales cayó 3-1. Se le jugó de igual a igual a un equipo de élite y que luego se quedaría con el torneo, teniendo en cuenta las dos categorías de diferencia entre ambos equipos.

All Boys, recientemente ascendido a la Primera C,  parecía que iba a volver a dar la sorpresa en esta Supercopa. El equipo dirigido por Matías Gómez se le plantó a Boca y aprovechó un momento de descontrol del Xeneize para dar vuelta el partido y pasar de un 2-0 en contra a un 3-2 a favor.

Boca fue superior claramente en la primera parte, pero le faltó anotarse en el marcador. Tuvo el dominio del juego y las acciones más claras, pero Matías Rabuffetti realizó un gran papel. Antes de irse al descanso, Pablo Vidal abrió el marcador. Y en el inicio del complemento, Juan Pablo Cuello amplió la ventaja. Pudo extenderse más en el marcador el Xeneize, pero Rabuffetti le atajó una sexta falta al propio Vidal.

Fueron dos minutos, entre los trece y los quince, que All Boys tuvo una ráfaga de goles y aprovechó el desconcierto de Boca. Aldo Achar marcó un doblete y el restante Agustín Borda. Con la locura y el apoyo de su gente, el albo trató de resistir la ventaja en los últimos cinco minutos. Pero se le escapó a uno de la chicharra. Con arquero jugador, el elenco de Hernán Garcías empató con el gol de Fran Spellanzón en esa función.

Los penales definieron al finalista y ahí fue más contundente Boca, que le ganó 3-1 a All Boys. Guido Mosenson volvió a aparecer en la definición, al igual que contra Hebraica y se quedó con la primera ejecución de Pato Espósito. El albo se fue con la frente en alto, realizando una excelente Supercopa.

Párrafo aparte para la gente de All Boys que se acercó en gran número a Hurlingham y no paró de alentar ni un segundo, reconociendo el gran esfuerzo de los muchachos. Fue un festival blanco y negro, fue una fiesta para toda la gente del albo y un sueño que se cumplió. Ahora viene la Primera C, donde parte como favorito debido a esta gran actuación.