Informe de situación Casa de Jóvenes Futbolistas Héctor Bertoni

1469

Como Presidente del Club Atlético All Boys, tengo el agrado de dirigirme a ustedes para hacerles llegar este pormenorizado informe sobre la Casa del Futbolista “Héctor Bertoni”.
Personalmente siento una gran estima por la Casa del Futbolista y he sido uno de los tantos colaboradores que tuvo. Una vez finalizada mi carrera profesional, he aportado equipamiento, sábanas y frazadas a sus encargados, y también asistí en varias oportunidades cuando fui invitado.

También considero que la Casa del Futbolista lleva el nombre de uno de los mejores y más queridos dirigentes que ha tenido nuestro club, como es Don Héctor Bertoni. Un hombre que le dejó a All Boys un legado que merece ser honrado.

Antes de las elecciones de agosto de 2019, decíamos que el fútbol juvenil es uno de los pilares fundamentales del modelo de gestión que queremos para nuestra Institución y que es la base del proyecto deportivo de nuestro club.

Por eso, días después de finalizadas las elecciones, hicimos un relevamiento respecto del estado estructural y de conservación de nuestra pensión.

Es importante destacar que, al día de hoy, no encontramos ningún tipo de planos del lugar, ni habilitación alguna del mismo.

Estas son las imágenes del estado de la Casa del Futbolista al momento del relevamiento:



Lamentablemente, las instalaciones de la Casa del Futbolista no están en condiciones para albergar jóvenes. Lo dijimos antes de asumir en la gestión: los chicos deben vivir en el club en las mismas condiciones que viven en sus casas como mínimo.

El deterioro de las estructuras interiores y exteriores, sumado a las falencias de seguridad en materia de electricidad son notorias.

Una vez finalizados los torneos de las divisiones inferiores, en noviembre de 2019, tomamos la decisión de licenciar a los chicos y nos propusimos mejorar las condiciones del lugar, dentro de las enormes limitaciones presupuestarias que tiene la Institución.

Se comenzó con el proceso de mejoras en distintos espacios que conforman la pensión, hasta que el mundo se vio, y aún se ve, afectado por la pandemia de Covid-19. Una situación que impuso el dictado de distintas medidas sanitarias por parte del Gobierno Nacional, como el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio en primer lugar y más tarde el Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio.

Además, la Asociación del Fútbol Argentino, a través de sus autoridades, suspendió todas las categorías de fútbol infantiles y juveniles, a los fines de evitar la propagación del virus.

Las consecuencias económicas, financieras y sociales de este triste suceso aún son incalculables en el país, y nuestro club no está exento de ellas. Situaciones que pueden profundizar las dificultades que viene atravesando nuestra institución desde hace varios años, y esto ya puede verse, ya que el club dejó de percibir, durante gran parte de la pandemia, los ingresos mensuales de varios de los sponsors, y tuvo que afrontar el cumplimiento de la mayoría de sus obligaciones. Además, en la actualidad, más del 30% de la masa societaria de nuestro club se encuentra con algún tipo de mora en el pago de la cuota social.

Esta situación, generó la necesidad de adaptarse a una nueva realidad y establecer prioridades fundamentales que hacen a la funcionalidad y sustentabilidad institucional como así también al fortalecimiento de su rol social, rol que nos llena de orgullo desempeñar y que no hubiera sido posible llevar adelante sin el apoyo solidario y constante de muchísimos integrantes de la familia de All Boys.

En ese marco, al darse por finalizados para el año 2020 los torneos de inferiores e infantiles, y habiéndose hecho un pormenorizado análisis de la situación que nos tocó atravesar como institución, el club debió adoptar medidas inmediatas para maximizar sus escasos ingresos, y muy a nuestro pesar, debimos posponer la materialización de distintos proyectos que en lo inmediato no tuvieran incidencia directa en la vida del club.

A pesar de que la Casa del Futbolista “Héctor Bertoni” se encontraba deshabitada desde el inicio de la pandemia, ya que estaba suspendida toda actividad, el día 22 de Octubre de 2020, la misma recibió una inspección de la AGENCIA GUBERNAMENTAL DE CONTROL de la Ciudad de Buenos Aires.

Luego de un relevamiento realizado en todo el inmueble dicho organismo determinó:

  • Que se debía presentar el certificado de tratamiento ignífugo de la escalera de madera.
  • Que el artefacto de cocina a gas no presentaba la limpieza mínima necesaria para poder utilizarlo.
  • Que las habitaciones tenían que adecuarse a su uso original.

Adjuntamos el acta correspondiente, en la que nos intiman a abstenernos de utilizarla hasta tanto no sean subsanadas las faltas mencionadas anteriormente.

La realidad económica que atraviesa la Institución, debido a la merma de ingresos mencionada, nos impide subsanar en poco tiempo lo que se abandonó durante tantos años. Iniciar un proceso de reacondicionamiento en lo inmediato, conforme a las observaciones efectuadas por el órgano de control, requiere que las faltas sean subsanadas en su totalidad.

El 27 de marzo del 2021, luego de que las instalaciones fueran liberadas por el encargado de mantenimiento, realizamos un relevamiento interno de la vivienda. A continuación les queremos mostrar su estado actual:

Durante 2020, la Comisión Directiva nunca recibió ningún petitorio, relevamiento o inquietud por parte de quien fuera encargado de la Casa del Futbolista ni de quien fuera por entonces miembro de esta Comisión y dirigente designado como responsable de la vivienda en cuestión.

Tampoco, a lo largo de todo este tiempo, recibimos comunicación alguna mediante la cual algún particular o grupo de socios o interesados, tuvieran la voluntad de querer colaborar, aportar trabajo, ayuda económica u otro tipo de asistencia para mejorar la situación edilicia actual de la casa.

Desde el primer día nos propusimos hacer de la formación de juveniles un pilar fundamental y una base del proyecto deportivo de nuestra Institución. Y lo hacemos porque es lo que nos va permitir generar nuevos talentos, porque es el camino para la conquista de futuros éxitos, para resguardar la solidez deportiva, para asegurar la solidez económica, para asegurar la continuidad institucional y porque es nuestro rol social como club.

Dicho proceso formativo, que tiene por finalidad promover la mayor cantidad posible de jugadores al profesionalismo debe ser indiscutible y obligatorio. Para ello es indispensable la recepción por parte de los jugadores juveniles de la Institución de las ideas, valores y sentidos que el Club propone.

Durante esta etapa formativa, el club debe trabajar junto a los chicos sobre los aspectos técnicos del fútbol, pero también debe ofrecerles educación física, deportiva y humana que fomente los valores del compromiso, el respeto y la educación.

Entendemos que cuando un juvenil decide seguir el camino del fútbol para su vida, asume también un compromiso de disciplina que requiere de constancia, dedicación y un gran esfuerzo. Esa disciplina también incluye el estudio, una herramienta de suma importancia para su proceso de formación, en el cual el Club es partícipe junto a sus familias.

En nuestro fútbol argentino, y All Boys no es la excepción, el número de jóvenes que se convierten en jugadores de fútbol profesional es muy reducido en relación a la cantidad de chicos que lo intentan.

Por eso, desde el club entendemos que el estudio es una obligación ineludible, ya que no sólo formamos futbolistas, sino también personas.

Todos los valores tienen que ir de la mano, acompañados de una estructura interdisciplinaria, con psicólogos, nutricionistas y educadores abocados al desarrollo de los jugadores, que permita la integridad de los menores, su mayor comodidad, su correcta alimentación, mejorando la cantidad, variedad y calidad de los alimentos y su preparación para nuestros futbolistas.

Para lograrlo, no alcanza con algo muy valorable y que agradecimos permanentemente como eran las colectas de alimentos no perecederos realizadas durante los partidos en los que la institución juegaba de local. Es necesario el acompañamiento constante sobre el estado de la pensión, de los chicos que la integran, debiendo adoptarse todas las medidas conducentes a la formación y educación de los chicos.

En virtud de lo expuesto, invitamos a todos los socios y socias de la Institución que quieran colaborar en cualquiera de sus formas con el reacondicionamiento y puesta en condiciones de la Casa del Futbolista “Héctor Bertoni”.

Muchas gracias.
¡Abrazo Albo!

NICOLÁS CAMBIASSO

PRESIDENTE

C.A. ALL BOYS