Mano a mano con Fabián Aguirre

927

A tan solo dos meses de haber asumido como Presidente de All Boys, Fabián Aguirre realizó un balance de la actual gestión y expresó sus máximos deseos para el año que comienza.

Hombre del riñon del club, acostumbrado a trabajar desde el silencio, primero en el Baby Futbol, luego impulsor del proyecto Predio Chivilcoy, posteriormente como integrante del Grupo de los 7 y vicepresidente segundo, le llegó la hora. La renuncia de Daniel Barraza, lo llevó a asumir inesperadamente la presidencia y en su segundo mes de mandato expresa uno de sus máximos anhelos:

“Ojala estemos a la altura porque uno siempre quiere el bien para el club. Uno cuando se acercó a colaborar lo hizo sin la intención de llegar a la presidencia sino tratar el bien del club. Uno confía en la gente que lo rodea, porque esto es un grupo. Basándome en eso creo que podemos hacer muchas cosas, ya se está haciendo mucho. Por ahí no se ve porque es mucho pagar deuda pero lo importante es sacar el club adelante”.

-Estuviste en muchas comisiones directivas.

  • Sí muchas, desde la época de Bertoni. Uno desde que es chico ayuda acá.

-Por ejemplo estuviste en las gestiones anteriores ¿Qué aspectos aprendiste y qué errores estás corrigiendo en esta nueva experiencia?

  • En este lugar veo que es mucho más complejo manejar un club. Siempre estando en Baby, infantiles e inferiores es muy acotado, hoy es un manejo mucho más completo y hay un montón por aprender. No sabía que era de tal magnitud lo que terminó pasando en el club.

-Formando parte del Grupo de los 7 ¿Cuál fue la situación con la que te encontraste?

  • Pasaron cinco meses y no paran de venir cartas documento. Pensábamos que iban a ser los primeros dos meses pero la magnitud fue tan grande que hoy no paran de llegar. Hay un montón de juicios pero hay otras tantas que estamos resolviendo que son las más importantes.

-Sucedes a un amigo tuyo, de una relación estrecha como Daniel Barraza.

  • Fui uno de los que lo convenció y luchó para que Daniel pueda estar. Sigue formando parte de esto, quizá por problemas familiares y por su empresa no lo pudo llevar adelante, pero el sentimiento de todos es el mismo que cuando estaba él, seguir luchando por el club.

-¿Te imaginaste ser presidente?

  • Jamás pensé que Daniel podía renunciar, para mí ya era un honor ser vicepresidente porque podía ayudar al club desde un lugar importante. Pero a mí no me hace falta ser el presidente, no necesito cargos para ayudar al club.

-¿Cuál es la política del club?

  • Hay que saber la realidad de tu momento. La realidad de hoy es que tenemos muchas deudas, que somos un club que le cuesta autofinanciarse. Hay que saber los problemas y atacarlos en la medida de lo posible y seguir adelante con lo que se tiene, no endeudándonos. Salir del endeudamiento y ojala que le podamos dejar al que venga después de nosotros, un club mucho más saneado.

-Asumieron con un caos y por estos días hay facetas más organizadas como sucede con los empleados del club.

  • Los empleados se están dando cuenta de la realidad del club, de que en All Boys no hay manteca para tirar al techo.

-Justamente con la gestión anterior quedaron desamparados.

  • Había mucha deuda y problemas. Gracias a dios lo fuimos solucionando, hoy se les paga al día. Ellos lo ven y de esa manera se los convence para que trabaje por el bien del club.

-¿Cuál es la situación de quienes se desempeñan en las actividades deportivas?

  • Tenemos mucha gente trabajando en inferiores, profes, técnicos, utileros, hay mucha gente. All Boys le da trabajo a mucha gente, por eso es un compromiso muy grande porque uno lo mira a los ojos a todos y les quiere cumplir. Hasta hoy lo estamos haciendo.

-¿Cómo está la economía del club?

  • Complicada. Un club como el nuestro con tres mil doscientos socios es deficitario. Vamos a hacer el esfuerzo mayor, no se van a hacer muchas contrataciones, se depuró el plantel, más cercano a la realidad del club pero uno siempre quiere un poquito más. Ojala lo podamos comprar, esperemos conseguir más publicidades, obtener más beneficios para que haya más socios. Hoy la tierra en Capital es carísima y no hay lugares que el club pueda conseguir para hacer distintas actividades. Estamos muy limitados en eso.

-En ese sentido, se ganó un poco de aire con el acuerdo realizado con el sindicato de la AFIP para que los socios de All Boys puedan utilizar el Predio de Ciudad Evita.

  • Es un beneficio para el socio y ahora vamos a luchar para que también Megatlón le de un beneficio al socio porque es el social más importante del club a pesar que está privatizado.

-Después de casi 20 años de un modelo de club, hay que cambiar dos paradigmas: el primero es la sobrevaloración del andar futbolístico por encima del resto del club.

  • Venimos de cuatro años en Primera y la gente se mal acostumbró. Pero los que somos de más años, los que estamos más tiempo en el club, sabíamos que costaba afrontar los campeonatos. Hoy nosotros vamos a afrontar un campeonato de 22 equipos, de los cuales sólo cinco son de capital. Eso algo te marca que clubes como los nuestros le cuesta cada vez más estar en los niveles más altos del fútbol argentino.

-El otro paradigma tiene que ver con esa creencia que para manejar el club tiene que ser alguien con poder económico. En tu caso es un quiebre, porque sos un tipo de laburo.

  • Es un llamado a la realidad. Así como uno pregona que nadie tiene que tocar la plata del club tampoco nadie tiene que poner plata en el club. Se tiene que manejar con lo que genera y está en la habilidad de los dirigentes que pueda generar más. Por eso la idea del empresario es ficticia porque en la mayoría de los clubes salen mal, son pocos los tipos como Héctor Bertoni o Daniel Barraza que vienen y ponen pero eso no es bueno porque les afecta la familia y el trabajo. Hay que ser decentes y manejar el club como corresponde, y no marearse, las posibilidades van a hacer hasta donde pueda el club. Después la gente va a querer éxitos deportivos, todos queremos eso pero sí eso te va a dejar 90 millones de pesos por los que vas a estar penando diez años, entonces hay que pensar lo que cada uno quiere como club. La gente que forma parte de esta comisión quiere al club bien, lo mejor deportivamente pero siempre adecuándose a la realidad.

-¿En cuánto se redujo el presupuesto en el fútbol?

  • Más de un 30 %.

-¿Los perjudicó el formato del último torneo?

  • El de ahora nos mata y el anterior nos dejo mucho más expuestos. Porque había un proceso de organización muy grande que no se pudo terminar porque estuvo el Grupo de los 7. Después Daniel y acomodar las cosas lleva su tiempo y dentro de ese tiempo las incorporaciones no anduvieron bien, entonces las cosas no salieron como uno quería. En cuanto a este campeonato, me preocupa mucho como Agremiados cambió las normas, los jugadores no son más de los clubes. Ahora es un exceso para los jugadores y los representantes, vos ahora no sos dueño de casi nada, a pesar que lo tuviste 10 años en inferiores. Un pibe no se te queda más de tres años, tiene su libertad de accionar por su cuenta y los perjudicados somos los clubes. Otra preocupación es el sistema de organización del fútbol argentino, cuando yo le digo a los dirigentes de los clubes de la provincia de Buenos Aires o del interior que nos sale más del doble abrir la cancha se quedan asombrado. El costo de estar en Capital Federal nos proporciona una perdida de 150 mil pesos, por ejemplo a Temperley le sale 95 mil y a nosotros 220 mil. Encima sin visitantes, que nos ayudaría a paliar la pérdida, así tenemos un déficit de 300 mil pesos y cada partido de visitante nos implica un costo de 40 mil pesos por partido. Teniendo en cuenta que AFA solo nos da 500 mil pesos por mes.

-¿All Boys está atravesando por una transición lenta?

  • Sí, muy lenta, va a ser muy dura. Hoy se llevan pagados casi 19 millones de deuda en cinco meses. Lo que más duele es que gente que dice ser hincha de All Boys o vino al club con una necesidad de trabajo extrema, le terminaron haciendo juicio y eso me duele mucho. Hay que cambiar con esa mentalidad, al club no se lo toca, no se lo perjudica, el mejor ejemplo es Pepe Romero, un hombre del club que podría haber hecho lo que quisiera, lo que estuvieron a la par suya y lo precedieron nos hicieron de todo pero él siempre se mantiene en esa postura de no hacer nada. Cuando uno pueda le iba a ir acercando algo porque es merecedor por el respeto y el cariño que le tiene al club. Eso es lo mismo para todos, el día que entendamos que no se puede perjudicar al club, que no se puede vivir de él y que necesita de todos, vamos a salir adelante.

-¿Qué deudas se han podido afrontar en estos seis meses?

  • Se le ha podido pagar algo a Pepe Romero, se cubrió la ART, se pagaron un montón de compromisos a empleados, empresas y financieras. Los empleados están al día, hay utileros y kinesiólogos que se les pagó todo y están al día, hay otra gente que se acordó que se les saldará con la venta de jugadores. Mucha gente que dejo de pertenecer se le canceló la deuda, se pusieron todos los predios al día, se realizaron un montón de gastos en mantenimiento en la cancha y en Ciudad Evita. Se le pagó a Chevallier que nos pidió la quiebra y también con la agencia de Turismo de AFA. Respecto los jugadores estamos un mes atrasados porque se atrasó el dinero de AFA. Se llegó a un acuerdo con Ricardo Rodríguez y estamos negociando con Julio Falcioni, por una deuda de un millón trescientos. Todo esto gracias a Nicolás Cambiasso que está colaborando muchísimo desde afuera, nos ofreció la plata para pagarle a Falcioni y se la vamos a ir pagando por mes como si siguiera jugando. Eso es impagable porque no hay nadie que haga eso.

-En esta comisión, nacieron muchas subcomisiones ¿Cuánta gente está colaborando por fuera de los 30 integrantes de la CD?

  • Otro tanto. Nosotros decimos que esto no se soluciona solo con 30 personas, por eso la gente tiene que venir a colaborar sin poner condiciones. Lo importante es venir y preguntar en qué se puede ayudar, como cuando abrimos el predio con Daniel nosotros no le pusimos condiciones a nadie, sino le dijimos que vengan a colaborar. Por eso pedimos que vengan a colaborar, no a decidir cosas cuando recién empiezan, después se les va a dar por decantación. Si este es un club que no le sobra mucha gente. Lo lindo de All Boys es que hay muchas cosas por hacer.

-¿Cuál es el objetivo para este 2015?

  • Más que para el año que comienza, para mi mandato que es desendeudar al club lo más posible y para los que vengan lo puedan hacer crecer. Es difícil, a uno le hubiese gustado estar en otra etapa pero también somos de All Boys y hay que estar en el momento en que lo necesite. Además deseamos que el equipo responda medianamente bien para que la gente esté contenta y con eso ir pudiendo sanear el club.

-¿Qué mensaje le dejas al hincha para este año?

  • El mensaje es que la gente esté tranquila, que sepa que hay un grupo de personas que está tratando de hacer las cosas a conciencia para sacar al club adelante.
Autor: Matías Resano