Operativo regreso

557

Esta mañana el plantel profesional de fútbol masculino del Club Atlético All Boys volvió a los entrenamientos en el estadio “Islas Malvinas”, después de un parate de casi seis meses a causa de la pandemia mundial.

A medida que los jugadores fueron llegando, se realizaron los testeos serológicos continuando el protocolo sanitario de COVID-19. El plantel fue dividido en 4 grupos de 6 jugadores, quienes entrenaron por cincuenta minutos ininterrumpidos bajo las órdenes de Luis Cairo.

El profe dispuso trabajos de activación para retomar de a poco el ritmo futbolístico que desea el staff de José Santos Romero (quien vio el entrenamiento desde el palco) de cara a la reanudación de la Primera Nacional.

Después de los chequeos sanitarios pertinentes, y bajo la frase del profe: “disfrútenlo muchachos, es increíble esto, estamos entrenando.”, los jugadores fueron repartidos en 6 sectores de la cancha. Se hicieron ejercicios de resistencia y para finalizar, ejercitaron con la pelota al pie.

¿Cuáles fueron los grupos de seis jugadores? En el primer grupo estuvieron: Alan Espeche, Facundo Melillán, Marco Iacobellis, Brian Guerra, Facundo Espósito y Miltón Céliz. El segundo fue: Joaquín Pucheta, Santiago Barraza, Facundo Butti, Norman Díaz, Lautaro Guzmán y Javier Bustillos. Después de ellos, Darío Stefanatto, Brian Sarmiento, Mirko Ladrón de Guevara, Tomás Kolln, Federico Verzino y Ariel Lucero, fueron parte del 3er grupo. El último estuvo integrado por: Facundo Cardozo, Ignacio Vázquez, Facundo González, Lautaro Lusnig y Facundo Ardiles.

¿Cómo fueron repartidos?, siempre cumpliendo el “Protocolo Sanitario de la Asociación de Fútbol Argentino” aprobado por el Gobierno Nacional, los players se ubicaron individualmente en cada esquina del campo y en la mitad del mismo, todos sobre la línea de cal. En cada sector, los esperaba una silla (que se sanitizó antes y después de cada grupo de entrenamiento) donde cada uno podía dejar su canasto con su agua, barbijo y botines.

El plantel volverá a entrenar mañana en el estadio con el objetivo de volver a la competitividad de la mejor manera posible.