Mano a mano con Constanza Suárez: “Desde que me puse los guantes, no abandoné nunca el arco”

252

“Connie” tiene 15 años y es la arquera de la división “Cadetas” de las “Inferiores” del Handball femenino del Club Atlético All Boys. Conoció el deporte por jugarlo en la primaria y la atrapó al instante. Debutó en el 2016 en el club a los 11 años, y el Albo ocupa un lugar importante en su vida, como en la de su familia. Al año de jugar, y por medio de una urgencia que tuvo el plantel en un partido, ella se adueñó de los guantes y no los soltó nunca.

-¿Cómo estás llevando estos días de cuarentena?

CS:-Es medio difícil después de tanto meses, algo cansada, entrenando para volver sin problemas. El entrenador, Gustavo Lemmes, todas las semanas nos manda rutinas distintas para hacer en casa. Nos conectamos al Zoom cada 15 días para hablar con los profes y con las compañeras, así no perdemos la costumbre.

-¿Cómo son las rutinas de entrenamiento?

CS:-Están buenas, son todas físicas. Algunas con pelota, para no perder el feeling, abdominales con pelota y eso…así, no son embolantes.

-¿Cómo fue que llegaste al arco?

CS: (Risas) -Es muy graciosa la historia. En las inferiores jugás en todas las posiciones, para aprender, pero habitualmente era jugadora de campo. En un entrenamiento probé de arquera, pero quedó ahí. Un día jugamos un partido en Moreno, las dos chicas que eran arqueras no habían llegado y teníamos que jugar, ¡estábamos sobre la hora!, agarré los guantes y atajé todo el partido. Desde ahí, no abandoné nunca el arco, es un lugar que me encanta, no sé cómo jugaba en el campo antes.

-¿Por qué handball y no otros deportes?

CS: -Porque el handball es un deporte muy grupal, tiene un ritmo de juego muy vertiginoso. No vi eso en otros deportes.

-¿Cómo describirías al grupo?

CS: -Somos un grupo fuerte. Todas dependemos de todas, defendemos todas, atacamos todas, ganamos y perdemos todas. Además, todas contamos con el apoyo de nuestras familias que hoy en día es de vital importancia.

-Vamos a lo competitivo, antes del anuncio de la cuarentena, jugaron frente a Comunicaciones por la Copa FEMEBAL, perdieron 25-20 pero: ¿Cuál era su objetivo para la temporada?

CS: -Después de todos los ascensos que logró el club, la idea era mantener la categoría como mínimo. Era difícil, el año pasado nos salvamos de perder la categoría por 5 puntos. Pero creo que podíamos cumplir con el objetivo. De todas maneras, hoy no hay información sobre si este año vamos a poder volver a competir.

-¿Cuál es el partido que más recordás?

CS: -Contra Platense, por la semifinal de la Copa FEMEBAL del año pasado. Ya habíamos jugado los dos partidos de Liga frente a ellas y a los dos los habíamos perdido, uno por 12 y el otro por un gol. Pero esa semi no me la olvido más, era el partido a ganar, era la revancha. Hicimos un partidazo con las chicas, al final del primer tiempo, el profe nos pide jugar al contraataque, le hicimos caso y les ganamos por 12 goles.

-¿Qué representa All Boys en tu vida?

CS: El club es todo. Mi familia es hincha, es eso justamente, una familia, un barrio…mirá, te cuento una anécdota. Nosotras jugábamos un partido en Comunicaciones, no me acuerdo como terminó, pero apenas sonó el silbato, saludamos a todos, agarramos los bolsos y unos sandwiches para comer que estaban por ahí, nos fuimos todas juntas a ver al Albo que estaba por jugar. Nos cambiamos en el viaje, en los autos de las familia y llegamos justito. Siempre hacemos lo mismo cuando se cruzan los horarios.