Rodrigo Díaz fue presentado como quinto refuerzo de All Boys. El volante reconoció que la realidad del club “debería ser otra” y mostró optimismo para lo que viene en la próxima B Metropolitana.

All Boys sumó una cara nueva. Si bien Rodrigo Díaz, volante ofensivo de último paso por Deportivo Morón, ya estaba entrenando con el plantel, fue el viernes cuando rubricó su firma y se convirtió en la quinta incorporación del club. “El Rengo”, llega por un año para reforzar la mitad de la cancha en este torneo de la B Metropolitana.

“Llego a un plantel joven a aportar mi experiencia, y a sumar desde el lugar que me toque”, afirmó Díaz al Sitio Oficial del Club Atlético All Boys, y agregó: “Conozco la realidad del club y del plantel, pero estoy confiado. All Boys es un club muy importante, y creo que todos sabemos lo que nos jugamos este año”.

Díaz, de 36 años y surgido futbolísticamente en Lanús, fue parte fundamental del equipo de Deportivo Morón que logró el ascenso y la permanencia en la B Nacional. El año pasado participó en 23 de los 29 partidos que jugó el Gallo y transitó el torneo casi sin lesiones. “Estoy contento con mi rendimiento del año pasado. Por suerte pude jugar casi todos los partidos, y aunque la preparación para este nuevo torneo es larga, confío en que voy a seguir en el mismo camino”, reconoció “El Rengo”.

A pesar de que no se confirmó el modo de disputa del torneo, el Rengo Díaz es consciente de lo que tiene que hacer el club: “Hay que olvidarse de todo lo que pasó antes y mirar para adelante, y buscar el ascenso, porque All Boys no merece estar en esta categoría”, sentenció, finalmente, el quinto refuerzo de la institución.