Es difícil encontrar, en este último tiempo, un partido donde la Primera pueda quedarse con los tres puntos, sin tener que sufrir hasta el último minuto del partido, y en el día del padre no existió excepción a la regla.

Las cosas parecían encaminarse de entrada en la cancha de Las Heras, porque All Boys desplegaba su juego, manejaba la pelota y se ponía rápidamente en ventaja por goles de Lailhacar, Ramírez y Oubiña. Parecia ser una noche tranquila, pero de tranquila no tuvo nada.

Comenzaron a aparecer algunos errores defensivos, sumado a que Colegiales sacó a relucir su amor propio. Así, el partido se emparejó y el local logró empatar, ya cuando el segundo promediaba.

Fue el golpe del tercer gol local el que hizo despertar a los de Jorge Zemba, que al minuto consiguieron volver adelante con gol de Juan Fernández. Justamente ese gol sería el que sentenciaría el marcador, a pesar de los desesperados intentos de Cole por empatar con arquero-jugador y de las situaciones de contra desperdiciadas por All Boys.

La victoria permitió estirar la racha invicta de la Primera a 9 juegos sin perder, dándole la chance al equipo de mantenerse en el lote de los punteros, con 21 puntos, a una unidad de los escoltas y a 7 del puntero, Newell’s.

Por su parte, la tercera volvió a la victoria después de varios partidos, tras ganarle por 3 a 2 a su par de Colegiales.