En la víspera de un nuevo Superclásico del Ascenso te dejamos el recuerdo de la gran victoria de All Boys ante Nueva Chicago por 3 a 0 del 20 de Marzo de 1999 con tres goles de Gabriel “Tanque” Bordi. Esto publicaba el díario Olé con respecto a ese gran partido del conjunto de Floresta.

CON EL FÚTBOL QUE LE GUSTA A LA GENTE

All Boys vapuleó en el clásico a Chicago brindando una excelente exhibición futbolística en el primer tiempo. Bordi metió tres goles y Castano fue imparable.

Dicen que los clásicos hay que ganarlos como sea. Eso es una regla no escrita, pero que está instalada en el lenguaje de los hinchas. Claro, también es cierto, que es mucho mejor ganarle al rival de toda la vida con baile incluido. Y eso fue lo que ocurrió en All Boys-Chicago. Porque el equipo de Floresta ayer desplegó en la cancha un abecedario del fútbol espectáculo. Toque, precisión, rotación, belleza y un goleador mortal como Gabriel Bordi.

De entrada nomás se develó qué iba a hacer uno y otro. Mientras All Boys salió con la mirada bien fija hacia el arco de Labarre, Chicago agrupó gente bien cerca de su área. Y ese fue su error. Porque le regaló campo y pelota a un equipo que tiene intérpretes de sobra para crear fútbol. De nada sirvieron las marcas de Irurzun sobre el Pescadito Paz y de Benito arriba del Colorado Pizarro. Además, Sánchez por la derecha se hacía un festival atrás de las espaldas de Castellanos y Caballero. El Albo era amo y señor del partido, con Batista como bandera, aunque Labarre sólo pasaba sobresaltos cuando caía algún centro.

Pero bastó que Maximiliano Castano -jugó gracias a la contractura de Claudio García- entrara más en juego para que la goleada empezara a tomar forma. Es que el habilidoso puntero derecho -juega bien pegado a la raya- empezó a desbordar una y otra vez a los defensores de Chicago. No lo podián parar. Y cuando se juntó con Bordi en Floresta no pararon de gozar.

En dieciocho minutos All Boys liquidó el partido en forma brillante. Dando una excelente exhibición de fútbol. El “Ole” bajada desde las tribunas y se transformaba en la música ideal para acompañar el desempeño de un equipo que estaba dando sus mejores acordes del 99. Chicago no hacía pie. Su único recurso era pegar patadas -algunas fueron voladoras- y tampoco pudo parar el festival de su eterno rival. Su técnico Jorge Mora se volvía loco cada vez que alguno de sus muchachos revoleaban por el aire a uno de camiseta blanca. Por eso los de Mataderos terminaron con uno menos antes que termine el primer tiempo y con cuatro jugadores amonestados.

Con el 3 a 0, All Boys se tiró un par de metros más atrás y esperó que Chicago hiciera el gasto en el segundo tiempo. El Verdinegro cambió su actitud agresiva y fue al frente con dignidad. Tuvo más la pelota con el ingreso de Unzurrunzaga -¿por qué no jugará de titular?- pero siempre chocó con la seguridad de Kadijevic. Y cuando Leiga hizo el gol, el línea DAngola no vio que Pizarro la sacó de adentro. Mientras que All Boys jugó de contraataque y cada avance era medio gol. Pero los muchachos no quisieron quedar en la historia.

FORMACIONES:

ALL BOYS (3):

  • Maximiliano Kadijevic; Alan Molina, A. Romero, Fernando Batista, Carlos Olarán; Fernando Sanchez, Sergio Batista, Ramiro Pizarro; Walter Paz; Maximiliano Castano y Gabriel Bordi. DT: Ricardo Rodríguez.

NUEVA CHICAGO (0):

  • César Labarre; Félix Benito, Alejandro Meloño, Christian Yriarte, Rolando Escudero; Mariano Irurzun, Jorge Caballero, Damián Castellanos, Orlando Romero; Roberto Leiga y Luis Tonelotto. DT: Jorge Mora.

GOLES: 24´, 37´ y 42´ Gabriel Bordi (AB).

CAMBIOS:

  • All Boys: Aldo Osorio x Maximiliano Castano, Mariano Pasini x Ramiro Pizarro.
  • Nueva Chicago: Mario Unzurrunzaga x Irurzun, Claudio Arrebillaga x Orlando Romero, Juan Guimaraes x Rolando Escudero.

EXPULSADO: Alejandro Meloño (NC).

ÁRBITRO: Rafael Furchi

ESTADIO: Islas Malvinas

JUGADO: El sábado 20 de marzo de 1999.

RECAUDACIÓN: $ 23.462