El ajedrez tuvo su cierre del año con una gran fiesta a todo color en el Palco Tigre Salech, donde habitualmente se dictan las clases. De la misma participó el profesor Horacio Taddeo, los alumnos y alumnas que participan del taller y los padres de los chicos, para culminar un gran año.

Para festejar, se dispuso de un tablero de ajedrez gigante con piezas enormes y los chicos del taller disfrazados de distintas piezas: torres, rey y alfil, entre otras. Además hubo otros juegos relacionados con el deporte ciencia. De los mismos participaron tantos los pibes como los padres.

Por supuesto que también hubo productos navideños como turrón, pan dulce y pasta de maní. Todo acompañado de gaseosas y jugos bajo un ambiente familiar y ameno cerrando un 2016 que sirvió de puntapie para la actividad y en donde se pudo participar de numerosos torneos.