Juan Pablo González, más conocido como “El Molo” disputa torneos internacionales de MMA hace varios años. Siempre se sube al ring con el escudo de All Boys en el pecho, relegando a los sponsors a otro lugar de su camiseta solo por  amor al club. La relación de El Molo con el albo viene de toda la vida y de los momentos compartidos en el barrio.

Cuando empezó a competir profesionalmente tuvo que dejar de ir a la cancha, por eso el ahora le retribuye representando al club en toda Latinoamerica y así All Boys llega a lugares inesperados gracias a este gran luchador. Además, El Molo brinda y coordina las clases de boxeo y kick boxing en el gimnasio ubicado al lado de la tribuna popular de Chivilcoy, lugar que el mismo equipó y que cuida como su casa, porque en realidad es su segundo hogar.

Desde el sitio oficial, tuvimos un mano a mano con El Molo Gonzalez para conocer aún más a este luchador de MMA, pero también luchador de la vida que va a atrás de su sueño que es llegar a lo más alto del nivel mundial. Pero no olvida su barrio  y sus colores y por eso se brinda por completo para el club. Un campeón que tenemos en casa y que debemos aprovechar y valorar.

 – ¿Cómo analizas este año en tu carrera?

– Muy bueno aunque pelee una vez sola porque desgraciadamente se cayeron varios eventos. Pese a eso, fue mi mejor año en cuanto a crecimiento físico y mental como peleador. Eso creo que se notó en la pelea.

– Pudiste ganar otra vez en el Arena Tour, una pelea que empezó complicada pero que pudiste dar vuelta.

– Si, fue una pelea dura, tal cual yo esperaba. Generalmente siempre me proponen rivales buenos y este colombiano era un escalón más (peleó contra Alejandro Abomohor). Todas sus peleas terminaban en el primer round, era un rival de otra categoría. Sabía que ganarle a un contrincante así me iba a ser subir un escalón en la consideración de todos. Por suerte el combate se dio como la había pensado y lo más importante es que siento la evolución pelea tras pelea, a pesar de mi inactividad.

– ¿Esa larga preparación te sirvió para afrontar mejor la pelea? 

– La verdad es que no se dieron las peleas durante el año pero yo no  sentí que eso me haya afectado. Al contrario, me sentí estupendo y estoy muy tranquilo y contento por eso.

– Y como cada pelea que hiciste en tu carrera llevaste el escudo del albo en el pecho de tu remera. ¿Qué es All Boys en tu vida?

– En mi vida All Boys representa casi todo, es el barrio y los amigos. Por eso en los logros deportivos más importantes que conseguí está el escudo de All Boys. Recién arranco y ya me relacionan con el club y eso me pone muy contento. Hoy en día cuando dicen Molo Gonzalez enseguida lo relacionan con All Boys en mi caso que soy fanatico del club, siento una satisfacción enorme.

–  Y de alguna manera, haces conocido al club en todo Lationamerica porque tus peleas llegan a todos lados

– Si al salir por Fox y América tienen mucha repercusión. De hecho cuando fui a Brasil, los hinchas del Figuerense me pidieron camisetas de All Boys porque tienen los mismos colores. Allí son muy fanáticos y al ver el escudo muchos no lo conocen y ahí yo les cuento la historia del club, que estuvimos en Primera y se empiezan a interesar.

Me imagino un orgullo para vos, hacer lo que más te gusta que es pelear y encima ayudar a que el club sea más conocido.

– Si es muy importante que te relacionen de otro deporte que no sea fútbol y más a nivel Latinoamericano y ojalá que mundial, que es a lo que apuntó yo. A donde yo llegue va a estar el escudo de All Boys. Cuando pueda llegar a las grandes citas mundiales, no me van a dejar usar el escudo como lo estoy haciendo ahora, pero ya desde hace rato que está fuerte el vínculo mío con el del albo así que no va a hacer tanta falta en esos momentos.

Contame las clases que das en club.

– Acá en el club  formé hace 10 años un gimnasio con varios horarios (primero en Mercedes y ahora en Chivilcoy) y que funciona de lunes a viernes. Dos profesores que son alumnos míos dan clases de boxeo y kick boxing y yo la de MMA. Además  estoy supervisando las clases porque siempre es necesario que uno esté.  Siempre estamos pensando eventos para recaudar fondos para poder comprar el equipamiento necesario, que se renueva año a año. Con ese fin, el 17 de diciembre vamos a hacer un evento caritativo tipo feria del plato en el gimnasio. Además le pediremos a la gente que lleve un alimento no perecedero para colaborar con los comedores de Devoto en los que yo ayudó hace años.

– Es todo muy a pulmón lo que se hace…

– Si la verdad que si, por eso a mi me gustaría que le demos un poco más de bola al gimnasio porque esto mismo genera socios. Hasta ahora hicimos todo a pulmón, porque nadie te regala nada y es  todo difícil. Es importante destacar que mis alumnos son socios del club. Lo que queremos es que el deporte siga creciendo en la institución  ya que hace años All Boys era una cuna de boxeo y eso se perdió. Yo tengo las herramientas para recuperarlo y se que con esfuerzo, sacrificio y la ayuda de todos, lo vamos a lograr.