El baby fútbol de All Boys tuvo su despedida del año con dos fiestas que se realizaron en días consecutivos en el predio Don Fernando Sánchez. El viernes fue el turno de FEFI y el sábado de FAFI, todo bajo un ambiente cordial y familiar, coronando un año de grandes avances para la disciplina.

Todo se armo con la ayuda de varios padres que habitualmente son colaboradores durante todo el año. Ellos fueron los encargados de armar las mesas, sillas, decorados y poner trofeos en su lugar. Durante la fiesta, los padres también colaboraron con un buffet ecónomico.

Tanto el viernes como el sábado se entregaron premios y reconocimientos a los chicos que participaron durante el año en FAFI (B y D), FEFI y Promocional. Además hubo una mención y trofeos especiales para los pibes campeones de la zona amarilla de FEFI. Todo transcurrió en un clima muy familiar.