Ciclo de Cine – El Rosariazo

108

23 de mayo. Fecha que encierra en si misma toda una historia.
Y se tatúo a fuego en todos los corazones de los hinchas de All Boys.
La historia por fin se rindió a nuestros pies, y como siempre ante todo pronostico.
La ilusión de todo un barrio que se hizo realidad. Que se hizo “gigante”…
Desde la vigilia anterior, el viaje, los saludos, las llamadas alentando a la suerte, y los merecedores abrazos de despedida hacia una ciudad que seria el destino final de 30 años de frustraciones. Y allí fuimos con toda esa herencia pesada a cuestas y bajo un cielo nada claro…

Desde la Subcomisión de Cultura se homenajeó otra vez a todos aquellos héroes que hicieron posible la imborrable jornada.
Justamente arrancaron el encuentro dos héroes ex jugadores de club pero amigos de la casa. Armando Panceri y Marcelo “el Negro” Vieytes. Ofreciendo con la misma humildad de siempre, sus valiosos testimonios a todo el publico presente.
La mística no se perdió y la gente otra vez se hizo presente, bien presente para disfrutar entre todos de una tarde/noche a puro recuerdo.
La nostalgia del presente, por momentos le gano a la emoción del ayer.
El video representó del mejor modo posible todas aquellas jornadas imposibles de olvidar. Los 23 de mayo, para todos nosotros tendrán una significación especial, que excederá a cualquier persona que no este atravesada por la pasión blanca y negra.
Y este 23 envuelve un tono especial, en un contexto que esta a la vista y que muy a pesar de este complejo presente, su festejo fue donde debe ser, en el Club, en nuestra propia casa, que abrió sus puertas de par en par y a todos los socios, hinchas y vecinos, para conmemorar y recordar donde y como todos nos merecemos.

La noche fue cerrando a puro aplausos, abrazos y emoción, rifas y premios para muchos, extendiendo la proyección a las charlas, compartiendo un choripan y alguna bebida, cada asistente se llevó un poster de recuerdo, también con la firma de los héroes presentes. Y así fue como se recordó el histórico y conmovedor “Rosariazo”, con humildad e intensidad, la emoción volvió a encerrar todos nuestros sueños, sobre todo uno, el ver a All Boys en Primera División.

Destacamos la inmensa colaboración de todos los presentes. Alentando a esta subcomisión a no detenerse, a seguir re construyendo a puro pulmón, uno de los aspectos mas relegados y olvidados, que justamente hacen a la persona, al socio, al vecino. El aspecto social y cultural, que en definitiva son atributos de nuestra identidad.