Reseña histórica del Predio Don Fernando Sánchez

359
Reseña Histórica del Predio Don Fernando Sánchez

La Asamblea Ordinaria del 28 de octubre de 2012 reflejó, entre tantas problemáticas institucionales, la necesidad de que el socio comience a intervenir en el andar de All Boys. Si bien por aquellos días se trataba de un club de puertas cerradas, un grupo de hinchas recogió el guante y decidió poner manos a la obra.

Por eso en la tarde del miércoles 31 de octubre se reunieron por primera vez unos 20 socios en el palco presidencial. Luego de intercambiar impresiones sobre la vida institucional y debatir las urgencias a cubrir, Don Fernando Sánchez como lo hace su hijo en la cancha paró la pelota y levantó la cabeza, para poner un pase en profundidad. “Nosotros tenemos que ir por el Predio, eso es lo que más necesita y falta en All Boys, un espacio propio”, fueron sus palabras. Las cuales recibieron la aprobación unánime y así se dio impulso a un proyecto iniciado días antes por un grupo encabezado por Daniel Barraza y Fabián Aguirre, entre otros. El cual no solo contemple el desarrollo de cada una de las actividades deportivas de la institución, sino también sea un espacio de reunión y recreación en el que socios y vecinos puedan disfrutar de una partida de truco, de ajedrez, de una jornada de bingo, o de comer un asado, pero principalmente de un día placentero con la familia y los amigos. Así también destinarlo a emprendimientos educativos y culturales en beneficio de los afiliados y de los habitantes de la zona.

Objetivos, en base a los cuales la iniciativa rápidamente cobró eco y de los primeros 20 se fueron incrementando y superando los cincuenta cada miércoles. En dichos encuentros surgieron diversas propuestas a fin de recaudar fondos y comenzar las obras, como así también se puso énfasis en el aspecto legal. Dado que si bien había un proyecto de ley de ceder las instalaciones de la ex fábrica Saccol a All Boys, jamás se había puesto en vigencia. Justamente en este aspecto se organizó una convocatoria el 28 de noviembre de aquel año que incluyó choriceada y una movilización por Jonte, Segurola, Miranda y Chivilcoy, exigiendo la inclusión del presupuesto de apropiación del terreno dentro de la partida presupuestaria anual del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. En la misma estuvo presente la legisladora porteña Karina Spalla, oriunda del barrio e hincha de All Boys, quien se comprometió en dar forma legal al proyecto.

Al mismo tiempo, a paso lento pero firme los impulsores del Predio Chivilcoy implementaron la venta de rifas durante los partidos de local y la campaña 100 por 100, la cual consta de todo aquel que desee colaborar con la causa, lo haga aportando cien pesos mensuales. A su vez, se puso en marcha la venta de cerámicos de diferentes tamaños a 500, 1000 y 5000 pesos, para ser colocados en las paredes del establecimiento con el nombre o la frase que desee el comprador.

Así surgieron los primeros fondos que se destinaron principalmente a levantar el muro frontal y pintarlo con los colores, el nombre y el escudo del club, así también al alisado del suelo que derivó en lo que hoy es la cancha de Handball femenino, proyectada en un futuro cercano a ser utilizada por el Futsal. En este sentido, cabe hacer memoria que las chicas del también llamado Balón en mano se convirtieron en la primera disciplina deportiva de la institución en jugar oficialmente en el Chivilcoy, el pasado 27 de abril de 2014.

Sin embargo, las instalaciones del predio fueron inauguradas oficialmente tiempo atrás, el 29 de junio de 2013, recibiendo una masiva presencia del pueblo “Albo”. No obstante fue la jornada del día del niño del 18 de agosto del mismo año la que potenció el pujante proyecto, con el arribo de cientos de chicos que disfrutaron de su día y se llevaron un regalo: el de un predio, en el cual poder jugar y divertirse.
Pero la alegría que arrojó esa jornada fue efímera porque cinco días después, el 23 de agosto, nos dejaría Don Fernando Sánchez, quien justamente desempeño un rol por demás activo en el evento del día del niño. Así fue que se despidió el padre del “Cabezón”, impulsando al resto de sus compañeros del grupo a llamar al recinto “Predio Don Fernando Sánchez”.

Si bien las reuniones, las rifas y el 100×100 continuaron, el furor inicial fue lentamente apagándose con la crisis institucional que estalló a fin de año y se propagó en los primeros meses de 2014. Ya la gente no acompañaba como antes puesto que el foco de atención parecía estar en otro lado: en el inminente descenso de categoría del equipo de fútbol profesional. A pesar de ello, se intentaba mantener puertas abiertas al predio, televisándose los partidos de All Boys en pantalla gigante.

Pero el quiebre a ese letargo se cristalizó el 28 de junio de este año, cuando el grupo “Predio Chivilcoy” resurgió y organizó el primer evento del corriente. Implementando un buffet económico, buena música y venta de merchandaising como excusa para convocar nuevamente al hincha, al socio y al barrio, principalmente. Ese volver a levantarse se profundizó en forma notable con otro encuentro el 19 de julio, en la víspera del día del amigo, bajo el lema “Blanco mi buen amigo”. Superando la concurrencia de la cita anterior, pero a la vez siendo el trampolín para poner en marcha la celebración del día del niño. La cual tuvo lugar el 9 de agosto, en una jornada que será inolvidable con el pasar de los días, producto de la sonrisa y la alegría que se observaba en los rostros de cada uno de los 500 niños que se acercaron al predio. Logrando una meta planteada desde el inicio, ya que muchos de ellos no necesariamente eran socios e hinchas de All Boys, sino que se acercaron por el simple hecho de pertenecer al barrio. Porque uno de los horizontes que se plantearon sus socios fundadores desde el comienzo se centraba en no cerrarle las puertas a los vecinos, sino de integrarlos en la aventura y hacerlos partícipes. Bajo la firme creencia y necesidad de fortalecer los lazos del club con el barrio, siendo el Predio Chivilcoy uno de los motores para que el “Albo”, Floresta, Monte Castro y demás zonas aledañas sigan creciendo, aferrándose de las manos unos a otros.

Es por eso que el homenaje a los más pequeños cristalizó aquella meta de acercar al barrio porque nadie quedó fuera de los juegos, de los sorteos, de la merienda y del festejo de su día, invocando el agradecimiento de sus padres hacia los organizadores, estos invadidos por la emoción.
Evento este como los otros que le precedieron para conformar una historia que parece no tener fin, porque el predio y sus impulsores no se detienen, ya que la fuerza que las impulsa es la de Don Fernando Sánchez desde el cielo y la idea de que “Al Predio Chivilcoy lo hacemos entre todos”.

Por lo tanto, mientras en las últimas semanas se finalizó con la reforma de la vereda y a la vez se desarrolla la construcción de la cancha de básquet recreativo, los integrantes del grupo, que lleva el nombre del establecimiento, continúan trabajando. Planificando en la organización de más eventos, con la idea de llevar a cabo uno mensualmente. Para seguir creciendo en obras pero por sobre todas las cosas en la participación de todos: hinchas, socios y vecinos.

LA HISTORIA DEL PREDIO EN FOTOS

ALL BOYS ES DE LOS SOCIOS

VAMOS TODOS UNIDOS, VAMOS NO NOS QUEDEMOS

 

Autor: Grupo Predio Chivilcoy